Aproximadamente un millón de estudiantes en el Ecuador tienen problemas de conectividad para poder acceder a las clases virtuales que se desarrollan en este nuevo inicio de actividades, especialmente en la región costa.

Una vez que las autoridades de educación desdieron iniciar este periodo el 1 de Junio, de forma virtual ante el impedimento de hacerlo de forma presencial por el aparecimiento  del coronavirus en el Ecuador y el mundo, se evidencio las grandes desigualdades a nivel del acceso a esta modalidad de educaron virtual.

Estas diferencias van desde el tema de los equipos receptores, como computadora de escritorio, laptop, tables y teléfonos celulares de de media gama alta como mínimo para poder acceder a las clases.

A esto debe sumarse otro factor que es también muy limitante y que las autoridades de educaron no lo previeron en su momento, como es el de la conectividad, ya que hay sitos dentro de las ciudades que no tienen buena cobertura. Y que decir del sector rural, donde la conectividad es deficiente o en otros casos es nula.

Ante estas disyuntivas, se ven las desigualdades con mayor premura y se debe, por parte del estado una alternativa para que no se vean afectados los estudiantes, principalmente los del nivel de primaria y secundaria.

Haciendo un sondeo en distintos sectores del país, la mayoría de padres de familia que fueron abordados sobre este tema, manifestaron su preocupación y también su descontento por como van a acceder a la nueva modalidad de enseñanza.

Incluso algunos padres se mostraron preocupados por que sus hijos pudieran atrazarse o perder el año de clases por no poder tener la facilidad de equipos y conectividad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here