Cuba se encomienda al cielo tras el cierre de la Western Union, una popular empresa de envío y recepción de dinero que contaba con 407 sucursales en la isla. La reciente reapertura de los aeropuertos abre la vía aérea para la llegada de remesas del extranjero, dólares imprescindibles para que cientos de miles de familias cubanas puedan llegar a fin de mes, aunque el tráfico aéreo es aún escaso_

«Las remesas, yo creo que lo que se corta, lo que se elimina ahora con Western Union es un canal, pero hay otros canales, que estoy seguro de que muchos, a ambos lados del estrecho, están probando para continuar este flujo y recuerda que ahora con la apertura del aeropuerto ya puedes traer el dinero físicamente», explica Ricardo Torres, economista.

Fustigadas por la necesidad, las «mulas», personas que llevan consigo dinero, enseres o medicinas a la isla, cabalgan de nuevo sobre el puente aéreo entre Miami y La Habana. Ernesto Pérez ha llegado cargado en su visita a la familia:

«Esto es una ayuda, esto es un oxígeno para la familia, y más con las medidas de ahora del dólar… que todas las personas no pueden llegar a eso», afirma.

La Western Union ha abandonado Cuba forzada por las sanciones de la Administración Trump, que quería cerrar un grifo cuyo tramo final controlaban las Fuerzas Armadas Cubanas y del que obtenían pingües beneficios. La compañía cerró todas sus sucursales el lunes a medianoche, pero no todo el mundo estaba advertido:

«Mi hijo me llamó a las 8 de la noche. Fue cuando me enteré. Se fue depositar 200 dólares en Miami para mí», explica Luis Núñez, uno de los muchos jubilados cubanos que sortear las estrecheces de su pensión gracias a las remesas de familiares.

Peor fortuna tuvo una joven estudiante que estaba su lado y acudió a la oficina creyendo que podía recoger un dinero que no se pudo enviar a tiempo.

Cuba tiene algo más de 11 millones de habitantes y un 1,6 millones de cubanos viven en el exilio. Según el Consejo Comercial y Económico cubano-estadounidense, con sede en Nueva York, las remesas que enviaron por vías legales en el año 2019 superaron los 1.000 millones de dólares.

Fuente: Euronews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here