HOSPITAL DE ESPECIALIDADES DE PORTOVIEJO
ABARROTADAS LAS UNIDADES EN UCI

En las últimas tres semanas las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para pacientes con coronavirus del hospital de especialidades de Portoviejo estuvieron copadas, según Melba Morales, gerenta de esta casa de salud centinela para pacientes con casos asociados a la pandemia.

De acuerdo con la estadística de este sanatorio, desde el inicio de la crisis sanitaria el hospital de especialidades ha atendido a 2.466 pacientes con COVID-19 en diversas áreas como UCI de adultos y pediátrico, al igual que de hospitalización. De ese total de pacientes, 405 fallecieron por el virus.

Las cifras motivaron a que hace pocos días aumentaran cinco camas, por lo que ya son 35 en UCI destinadas a pacientes con COVID-19.

“No hemos podido abrir más camas porque nos faltaban intensivistas, pero ventajosamente hemos recibido el apoyo del Ministerio de Salud Pública y vamos a contratar dos intensivistas. Eso significaría que podríamos abrir cinco camas más en UCI (para pacientes con COVID-19), para completar 40 camas”, declaró Morales.

Hasta este martes el Ministerio de Salud Pública (MSP) reportó en Portoviejo 4.108 casos y 13.039 contagios en todo Manabí.

La situación es crítica en los exteriores del hospital de Especialidades de la capital manabita, en donde familiares se desesperan por la falta de espacios para sus pacientes.

Johanna Solórzano llevó el lunes a este hospital a su madre de 70 años porque desde hace ocho días padece de problemas respiratorios. Ese día le diagnosticaron coronavirus.

“Solamente sabemos que hay muchos pacientes que se están tratando ahora y mi madre llegó enantes (lunes 30), y estamos esperando que la atiendan. Ella está que se ahoga, pero tenemos que esperar hasta que atiendan a mi madre”, dijo la mujer que vive en la ciudadela San Gregorio, en la vía Portoviejo-Manta.

Otra mujer que prefirió no identificarse señaló que la inversión diaria en compra de medicamentos fluctuaba entre $ 150 y $ 200, dependiendo del fármaco que le prescriban, que en algunos casos no hay disponibles en el hospital.

Sobre esto, Morales dijo que pese a contar con los recursos económicos para la adquisición de medicamentos necesarios como para sedar a los pacientes que requieren intubación en UCI, el fármaco no hay en el país o los proveedores no lo tienen disponible.

“No hay en el país propofol ni midazolam, que son medicamentos que sirven para sedoanalgesia. Pero lo estamos reemplazando con otros medicamentos que sí hemos logrado conseguir”, agregó Morales, quien dijo que ya cuentan con otras medicinas que carecían semanas atrás para el tratamiento del COVID-19.

En Manta, el número de casos de pacientes con COVID-19 ha tenido un ligero aumento en estos últimos días, según Raúl Castro, vicealcalde de este cantón y médico de profesión.

Él señaló que las 36 camas UCI para pacientes con COVID-19 existentes en una ciudad para cerca de 300.000 habitantes están copadas y por ello es que se determinaron algunas restricciones como la prohibición de fiestas masivas en Navidad y Año Nuevo.

Fuente: eluniverso.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here