Imagen cortesía

Debido a la llegada masiva de visitantes a un centro comercial de la ciudadela Kennedy, en el centro norte de Guayaquil, las autoridades dispusieron la restricción de acceso al público.

La tarde de este domingo, los portones metálicos fueron cerrados y decenas de familias se quedaron en la vereda de la avenida Francisco de Orellana.

Según visitantes, en la mañana hubo otro periodo de cierre en aquel centro comercial.

En redes sociales, ciudadanos expresaron su preocupación por las aglomeraciones en torno a los locales comerciales. «Duré 5 minutos y salí corriendo. Hay más de 30 personas haciendo filas para ingresar a las tiendas», escribió la usuaria Michu Andrade.

Como medida para la contención del COVID-19, por directriz del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Guayaquil, los centros comerciales atenderán ceñidos al 50% del aforo.

Por la cercanía de las festividades de Navidad y de fin de año, los habitantes buscan realizar sus compras, por lo que concurren a los diferentes espacios comerciales.

Fuente: eluniverso.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here