Al observar las imágenes que hemos presenciado el día de hoy en la capital de Estados Unidos, creeríamos que no fueran cierto, sino mas bien una trama del gran Scorsese o Tarantino.

Considerada la mayor democracia del mundo por sus cualidades y hasta tolerancia y respeto a los organismos de control y a las instituciones del estado, este precepto ha quedado por el piso con lo observado hoy.

El propio presidente que esta por concluir su mandato ínsito a la población y a sus gobernados y adeptos a pelear hasta las ultimas consecuencias por lo que el considera que fue fraude, y ahora esta pidiendo que se retiren en paz y que se «vayan a sus casas».

Ya el daño esta hecho, medios de comunicación intimidados, personal de servicio y de administración del capitolio han sufrido la presión de haber sido invadidos por la turba que sigue los lineamientos de un ultra derechista que no quiere asumir una derrota y busca mitigar su sabor agrio en las masas que al igual que Latinoamerica, se sienten perjudicadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here