Un niño de tres años murió tras ser atropellado en un estacionamiento de una clínica ubicada en la avenida Huayna Cápac y González Suárez, en Cuenca. La conductora del vehículo fue detenida para investigaciones.

Las primeras versiones de medios locales indican que el pequeño estaba bajo el cuidado de sus abuelos, quienes estaba de paso por el centro médico visitando un familiar. Su madre se encontraba en Quito. 

Familiares del niño Davis Mateo no hallaban consuelo y desde el interior del parqueadero gritaban de forma desesperada.

El menor estaba jugando en la zona y la conductora ingresó al lugar sin darse cuenta. Tras el suceso, se comunicaron con emergencia pero al arribo de personal especializado constataron que el niño no tenía signos vitales. Así lo confirmó el informe del paramédico Paúl Carangui, miembro del Cuerpo de Bomberos de Cuenca.

El cadáver fue trasladado al Centro Forense para practicarle la autopsia y determinar la causa del deceso.

Cámaras de seguridad privada y versión de testigos ayudarán a esclarecer el hecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here