Leyenda que sirvió para rescatar al menor de edad

Una mesera de un restaurante en Orlando, Estados Unidos , se dio cuenta de que un niño estaba siendo maltratado por una pareja y tuvo una admirable actitud.

Flaviane Carvalho trabaja como camarera en un negocio de comida rápida. Era primero de enero cuando atendió a una familia; todos los de la mesa recibieron su comida, excepto el menor de 11 años.

Carvalho se dio cuenta de que el pequeño estaba muy delgado. Además, tenía moretones y rasguños, tanto en la cara como en los brazos.

«Pude ver que tenía un gran rasguño entre las cejas», dijo Flaviane Carvalho para el medio local WOFL-TV .«Un par de minutos más tarde, vi un hematoma al lado de su ojo. Entonces sentí que algo realmente andaba mal», agregó.

Entonces, la trabajadora del restaurante no se contuvo y le mostró un letrero al niño sin que los padres se dieran cuenta: “¿Estas bien?”. El menor negó con la cabeza.

Luego le enseñó otra nota que indicaba: “¿Necesitas ayuda?”. Él asintió. Al ver la reacción del menor, la camarera llamó de inmediato a la Policía, que llegó al local para interrogar al niño y sus padres.

El pequeño fue llevado a un hospital donde los médicos determinaron que tenía hematomas en todo el rostro y sus brazos. Además, pesaba 9 kilos menos que un niño de su edad promedio.

Según las autoridades, también era sometido a otros tipos de abusos, como hacer planchas durante 30 minutos todos los días y, si fallaba, era golpeado. Así mismo, le pegaban con una escoba y lo esposaban a los muebles de la casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here