Imagen referencial

Un delincuente en Oregon, Estados Unidos , vio que una mujer había dejado su vehículo encendido mientras realizaba algunas compras en una tienda. Aprovechó la situación para hurtarlo, pero en su huida se dio cuenta de que dentro habían dejado un niño de 4 años.

Ante esta situación, el sujeto optó por dar marcha atrás y regresar a donde estaba el vehículo estacionado en un principio. Cuando vio a la madre del menor, le dio un sermón por haber dejado al pequeño encerrado.

Le ordenó que lo sacara y le recomendó ser más cuidadosa. Posteriormente, se dio a la fuga en el carro familiar.

Matt Handerson, un policía que atendió el caso, celebró que el delincuente hubiera regresado con el niño: «obviamente estamos agradecidos que devolviera al pequeño y que tuviera la decencia de hacerlo».

También manifestó que la situación «es un buen recordatorio para tomar precauciones adicionales cuando tenemos a nuestros hijos con nosotros», apuntó un medio local .

A pesar de la enseñanza y de haber entregado al menor, la Policía lo busca, pues esto no quita que sea un delincuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here