Techos y cielos rasos desprendidos por el terremoto

Un fuerte terremoto de magnitud 6.8 sacudió la noche de ayer Argentina y tuvo su epicentro en la provincia de San Juan y se sintió en otros lugares del país. Por el momento, no se han reportado heridos pero sí daños materiales.

Avenidas agrietadas

El movimiento telúrico empezó levemente y continuó con mucha intensidad en las provincias argentinas de Mendoza, Córdoba, Tucumán y San Luis. También se sintió en Chile, en la vecina Santiago y otras zonas del centro de ese país.

Según informó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), el fenómeno alcanzó su máxima intensidad a las 23:46:22 y tuvo una profundidad de 10 kilómetros, mientras que su epicentro fue a 54 kilómetros al sudoeste de la capital local.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) informó que el sismo tuvo una magnitud de 6,4 y su epicentro se ubicó a 27 kilómetros (16,7 millas) al suroeste de la localidad de Pocitos, en el centro-oeste de Argentina, a más de 1000 kilómetros (621 millas) de Buenos Aires, y a una profundidad de 14,3 kilómetros (8,8 millas).

Aproximadamente unos 15 minutos después hubo una réplica de magnitud 5,0, señaló el USGS.

Se reportaron daños de manera preliminar en Santa Lucía y otros departamentos sanjuaninos. Algunos sectores de la ciudad de San Juan sufrieron importantes cortes de luz.

El gobernador de la provincia de San Juan, Sergio Uñac, envió tranquilidad a la población y pidió que pongan en práctica las medidas para prevenir incidentes.

Productos en el suelo por el sacudon

“En este momento quiero transmitir calma a las familias, tras el sismo que hemos vivido en #SanJuan. Pongamos en práctica todas las medidas que hemos aprendido para prevenir incidentes, mientras estamos abocados a conocer el impacto del mismo para colaborar en todo lo necesario”, escribió en su cuenta.

La directora del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), Patricia Alvarado, precisó que el sismo se registró en el departamento de Pocitos, en el suroeste de San Juan. En diálogo con Télam, Alvarado expresó que ante esa magnitud era “esperable” que el movimiento se sintiera en varias provincias y agregó que se analizan posibles daños en construcciones.

“Esta zona ya tuvo un antecedente en 1972 con un terremoto de 6,8 que fue devastador y fue más grande que el sismo de esta noche”, recordó la especialista.

A la vez dijo que este último terremoto fue muy sentido en Media Agua, Carpintería, Barrial (San Juan) y que se sintió en Chile, Córdoba, Santiago y otras provincias. Sobre esto, consideró: “Es esperable dada la superficialidad de este terremoto y también por el tamaño de 6,4”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here