Foto cortesía
Publicidad contacto 0988416095

Cinco estudiantes fueron asesinados el fin de semana en una finca en la localidad de Buga, en el suroeste de Colombia. El velatorio fue este 25 de enero donde decenas de personas acudieron por los jóvenes: tres hombres y dos mujeres, de entre 17 y 18 años.  Un video de horas antes del lamentable hecho se ha revelado. 

«A veces en Colombia se vuelve cultura estos hechos de violencia y lo que queremos nosotros con esto es que en la memoria histórica esto no desfallezca porque son jóvenes y niños», dijo hoy a Efe el que fue su rector en el Liceo de Los Andes, Robinson Lizcano Echeverry.

Las victimas fueron Juan Pablo Marín Pérez, Nicolás Suárez Valencia, Sara María Rodríguez García, Valentina Arias y Jacobo Pérez, quienes se encontraban en la finca en la vereda (aldea) de Cerro Rico, cuando a las 3:00 de la madrugada de este domingo llegaron cuatro hombres armados, timbraron a la puerta y los mataron a tiros.

Cuatro de ellos murieron en el acto y Jacobo Pérez fue trasladado a un centro asistencial donde murió el domingo por la tarde. Los atacantes también hirieron al mayordomo de la finca, Ramiro Martínez, de 60 años, y a otro menor de 17 años, Santiago Tascón.

¿LOS MOTIVOS?

Hasta el momento se desconocen los motivos de la matanza y la primera hipótesis de la Fiscalía fue que al parecer intentaron secuestrar al hijo del propietario de la finca, que es un ingeniero.

«Se dan cuenta que no alcanzan a secuestrar a esta persona que se pensaban llevar y es donde ocurre el infortunado hecho del tiroteo», dijo este domingo el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Alberto Rojas, a Noticias Uno.

En Buga, situada en el departamento del Valle del Cauca, reina la indignación y la tristeza y la Alcaldía decretó tres días de luto oficial mientras que familiares y amigos hicieron misas y homenajes a las víctimas.

ERAN AMIGOS DE LA INFANCIA

Los cinco jóvenes eran amigos de la infancia, fueron juntos al colegio y estaban en la finca, propiedad del padre de Jacobo, para despedir a Juan Pablo, que se iba a mudar a Medellín para estudiar, según medios locales.

En los vídeos que publicaron esa misma noche en redes sociales se les podía ver riendo, festejando, mientras inflaban flotadores y jugaban a lanzar fichas a la rana.

Tomado de metrodigital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here