Ivermin, de la misma linea de la ivermectina

En medio de los esfuerzos para combatir la pandemia del COVID-19, estudios científicos intentan determinar qué medicamentos resultan efectivos para tratar esta enfermedad, y entre las que han atraído mayor atención, está la ivermectina.

Originalmente, este fármaco antiparasitario fue usado principalmente en animales. No obstante, se reconoció en la década de 1980 el potencial de la ivermectina para uso humano, particularmente en el control de la filariasis y más notablemente de la oncocercosis, la causa de la ceguera de los ríos en África Occidental, según recoge un artículo publicado en la página web de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La ivermectina se hizo conocer gracias a un estudio publicado en junio del año pasado en el sitio Science Direct, en donde se asegura que el medicamento, in vitro, puede inhibir la replicación del nuevo coronavirus en 48 horas. Es decir, la prueba no se realizó dentro de un organismo vivo, sino con implementos de laboratorio.

Asimismo, en revisión publicada el año pasado en la revista científica Nature, se descubrió que la ivermectina tiene actividad antiviral contra una variedad de virus que incluyen la influenza aviar A, el síndrome reproductivo y respiratorio porcino, el VIH y el SARS-Cov-2.

Con respecto a esto, organismos como la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), advirtió que «si bien existen usos aprobados para la ivermectina en personas y animales, no está aprobada para la prevención o el tratamiento de COVID-19«.

MIRA EMPRENDE UTEQ

https://fb.watch/3mNNs8VVgS/

Explica en su portal web que las tabletas de ivermectina están aprobadas para el uso en seres humanos solamente para el tratamiento de algunos parásitos (estrongiloidiasis intestinal y oncocercosis); mientras que las formulaciones tópicas sirven para el tratamiento de parásitos externos como piojos y condiciones de la piel como la rosácea.

La FDA aconseja no tomar ningún medicamento para tratar o prevenir el Covid-19 a menos que sea recetado su proveedor de atención médica y adquirido de una fuente legítima».

¿Cuáles son sus efectos secundarios?

Entre los efectos secundarios que puede tener la ivermectina, la FDA identifica:

Sarpullido, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago, hinchazón del rostro o de las extremidades, eventos adversos neurológicos (mareos, convulsiones, confusión), baja repentina de la presión arterial, sarpullido grave que pueda requerir hospitalización y lesión hepática (hepatitis).

También señala que en las anormalidades que ocurren en las pruebas de laboratorio se han presentado disminuciones en el conteo de glóbulos blancos y pruebas hepáticas elevadas.

¿Qué precauciones especiales se deben seguir al tomar ivermectina?

De acuerdo al sitio MedlinePlus, que es un servicio de información en línea provisto por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, se deben tomar las siguientes precauciones:

  • informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la ivermectina o a cualquier otro medicamento.
  • informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbales está tomando o piensa tomar. No olvide mencionar si está tomando medicamentos para tratar la ansiedad, enfermedades mentales o convulsiones; relajantes musculares; sedantes; píldoras para dormir o tranquilizantes.
  • informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido meningitis, tripanosomiasis humana africana (enfermedad del sueño; infección que se transmite por la picadura de la mosca tsetsé en ciertos países africanos) o trastornos que afectan el sistema inmunológico, como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).
  • informe a su médico si está embarazada, planea estarlo o está amamantando. Si queda embarazada durante el tratamiento con ivermectina, llame a su médico.
  • pregúntele a su médico si es prudente consumir bebidas alcohólicas mientras está tomando ivermectina.
  • si toma ivermectina para la oncocercosis, tenga en cuenta que puede tener mareos, vértigo y desvanecimiento si se incorpora con rapidez después de haber estado acostado.

A pesar de las advertencias la FDA, se siguen realizando estudios sobre la eficacia de la ivermectina para tratar el COVID-19.

Un metaanálisis realizado en el Reino Unido por un grupo de médicos expertos en cuidados intensivos agrupados en la ‘Alianza de Cuidados Críticos de Covid-19 en Primera Línea’ (FLCCC por su sigla en inglés), concluyó que la ivermectina es un fármaco esencial para disminuir la morbilidad y mortalidad producida por la infección por Covid-19 y que dado los resultados alcanzados ya no es ético seguir realizando ensayos comparativos entre ivermectina y placebo, y que aquellos en curso que se están llevando a cabo deberían cerrarse.

Sylvain Aldighieri, director adjunto de Emergencias y gerente de incidentes de la Organización Panamericana de la Salud, explicó ayer que, tras el análisis de 14 estudios en más de 2100 pacientes, “las limitaciones metodológicas y el escaso número de eventos determinan que la eficacia y seguridad de la Ivermectina para el manejo de COVID-19 sea incierto hasta el momento”. (I)

Tomado de eluniverso.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here