Imagen referencial

¿Sabías que las mujeres son más vulnerables que los hombres a experimentar las consecuencias del cambio climático? Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), esto ocurre por varias razones culturales, económicas, y sociales. 

Por ejemplo, las mujeres representan un alto porcentaje de las comunidades pobres que dependen mayoritariamente de los recursos naturales para sobrevivir. Además, en zonas rurales, las mujeres suelen ser quienes asumen la responsabilidad principal de actividades como suministrar el agua y los alimentos, y, en algunos lugares hasta la energía para cocinar o para la calefacción.

Las mujeres, además, son quienes más trabajan cuando hay fenómenos climáticos extremos como inundaciones, sequías y otros desastres naturales porque tienen que esforzarse más (como viajar distancias más largas) para conseguir los recursos que sus familias necesitan. 

Aumenta el número de evacuados por inundaciones en Paraguay – RCI | Español

Pero aunque son las más afectadas, las mujeres ocupan muy pocos espacios de toma de decisiones sobre el cambio climático. 

No son tomadas en cuenta lo suficiente en las conversaciones en las que se habla de las acciones que se deberían tomar para hacer frente a la crisis ambiental. 

La COP26 es un ejemplo de eso. No te había contado antes, pero este lugar está lleno de hombres. Sí, hay mujeres. Pero la mayoría de negociadores, de los que toman las decisiones (los he identificado por el color de sus carnés de acreditación a la cumbre) son hombres. 

Es un problema que necesita una solución que un Día de Género dentro del calendario de la COP no va a cambiar. Por eso es importante hablar de eso hoy. 

Las mujeres necesitan participar más en estos encuentros en roles que puedan hacer cambios. ¿Quién mejor que ellas que han tenido que adaptarse a las sequías, migrar por las temperaturas extremas, caminar cientos de kilómetros para alejarse de las inundaciones, para enseñarnos qué necesita cambiar en la política pública climática y por qué?

Aprovechando que estoy hablando de género, quiero contarte algo que aprendí hoy sobre Ecuador en un panel. 

(La mujer de pie es Mary Robinson, la primera mujer presidenta de Irlanda, y una gran activista por los derechos humanos y el medioambiente).

La cuestión es que Ecuador es parte del Energy and Gender Compact (Pacto Global de Energía y Género), una iniciativa de varios sectores —público, privado, academia, sociedad civil, juventudes— que busca apoyar la transición energética justa e inclusiva que considere principalmente el tema de género, y que “incluya a los jóvenes, sea liderada localmente y conectada globalmente”. Es una gran noticia y no sé por qué el gobierno no la ha difundido con mayor fuerza.

El pacto ha sido firmado solo por cinco países en el mundo y Ecuador es el único de América Latina y el Caribe. ¡Es genial! Pero no entiendo por qué no se le ha dado la importancia que tiene. Cualquier paso hacia la igualdad de género y a la transición energética debería ser celebrado, por más pequeño que sea.

Ni siquiera puedo decir que es algo que se decidió en esta COP, porque nadie sabe. Esperaba que alguien de la delegación de Ecuador me lo explicara, porque habían dicho al inicio del panel, que los países que formaban parte del pacto hablarían un momento, pero no hubo nadie en representación del país. 

Luego, le pregunté sobre el tema a una persona del Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, pero me dijo que ya iba a preguntar porque no estaba segura. Pasaron cinco horas y le volví a insistir y me dijo que “el ministerio sí está participando en temas de género” pero que no fue al evento en el que yo estaba. 

Eso no fue lo que pregunté, pero me dijeron que puedo mandar un correo electrónico pidiendo una entrevista sobre el tema para ver con qué vocero puedo hablar y así tener más claridad sobre lo que en realidad necesito.

Ya mandé el pedido, pero no sé cuándo me responderán, ni mucho menos cuándo me darán la entrevista con la persona que conoce el tema. Prometo que apenas sepa algo, te contaré, pero por ahora te explico por qué este pacto es importante. 

El pacto tiene dos objetivos principales: 

  1. Trabajar para que las mujeres tengan las mismas oportunidades de liderar, participar y beneficiarse de una transición energética justa, sostenible e inclusiva.
  2. Lograr que las mujeres tengan el mismo acceso y control sobre los productos y servicios energéticos sostenibles que tienen los hombres.

Para lograrlos, hay “Cinco Resultados” que se deben lograr:

  1. Eliminar la pobreza energética de las mujeres aumentando  así el acceso a los productos y servicios energéticos sostenibles y su control sobre ellos. 
  2. (Re) formular y adoptar vías, estrategias y políticas de transición y acceso a la energía más inclusivas y sensibles al género. 
  1. Crear empresas dirigidas por mujeres que permitan aumentar el acceso a los recursos productivos, como: las finanzas, la energía sostenible y los servicios de desarrollo empresarial.
  2. Crear plazas de trabajo y oportunidades de crecimiento profesional para que las mujeres se involucren en los trabajos relacionados con el acceso a la energía y la energía sostenible. (En esos trabajos, dice el pacto, las mujeres participarán por igual en todos los procesos de toma de decisiones y políticas). 
  3. Clasificar los datos e información por género para apoyar los procesos de monitoreo y evaluación con perspectiva de género, y la formulación de políticas, iniciativas, y programas que atiendan las necesidades reales. 

La iniciativa es súper interesante, pero lo que más me emociona es su parte sobre transición energética. En esta COP he ido a muchas charlas y exposiciones de varios países que han ido innovando para dejar de usar combustibles fósiles para la generación de energía y ha sido fascinante. 

Entonces, el hecho de que Ecuador se haya sumado a este pacto es súper importante. Espero que no sea nada más una firma en un papel, y que realmente tomemos acciones para cambiar nuestras fuentes energéticas. 

Por Doménica Montaño de GK

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here