Incremento de defunciones por covid19 en aumento según aso de funerarias

0
139
Imagen de cortesía

De acuerdo con el Ministerio de Salud Pública (MSP), en la primera semana de enero hubo 32 casos de personas fallecidas confirmadas y probables por la pandemia.

La Federación de Funerarias, que agrupa a 500 establecimientos que brindan servicios exequiales de las 21 provincias del país, siente nuevamente un aumento de los fallecidos asociados a COVID-19 desde mediados de diciembre del 2021.

Sebastián Barona, coordinador nacional del gremio, comparó septiembre, octubre y noviembre del 2021, semanas en las cuales no prestaban atención a fallecidos por COVID sino a otras causas de muerte, con inicios de 2022, donde hay ya un incremento de muertes asociadas a la pandemia, en su mayoría adultos mayores.

La tasa de mortalidad normal en Guayas es de unas 40 personas al día y en Pichincha de 35, sostuvo.

En un día, agregó, realizan entre seis y ocho cremaciones de fallecidos por coronavirus.

Nos genera inquietud. Todavía está, de alguna manera, lejos de generarnos ese impacto que nos generaron las emergencias, los picos del 2020 y 2021, en donde sí sentimos (…) que nuestra capacidad instalada era sobrepasada”, dijo.

Recordó que en julio de 2020 o mayo y junio del 2021 hicieron hasta 300 cremaciones en un mes.

Para Barona, las vacunas contra el COVID-19, ayudan a que los contagios no pasen a mayores versus lo que aconteció en meses pasados, cuando hubo casos de gente que llegaba a algunos hospitales, pero las casas de salud tenían sus unidades críticas colapsadas.

De acuerdo con un reporte al 17 de enero de 2022, del Ministerio de Salud Pública (MSP), casi 640 muertes en exceso, por todas las causas, registra Ecuador.

En enero de 2021 fueron 2.321 y en el mismo mes en 2020, 595.

En la primera semana de enero hubo 32 personas fallecidas confirmadas y probables por COVID y 34 en la segunda semana.

Según el grupo de edad, de los 34 fallecidos 28 tenían más de 65 años, 5 personas entre 50 y 64 años y una de 1 a 4 años.

De los 32 fallecidos 22 tienen más de 65 años, 7 entre 50 y 64 años y 3 tenían de 20 a 49 años.

Esas cifras, sin embargo, están sujetas a confirmación dado que son elaboradas con información provisional.

En días pasados, el viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud del MSP, José Ruales, explicó que del total de defunciones que hay, por ejemplo, en la segunda semana de enero -que eran 36, más otras 6 que estaban por comprobarse-, solamente tres ocurren en el grupo de 20 a 49 años y casi todas, el 80 %, se dan en la población de 50 y más años y especialmente en la de más de 65 años.

Carlos Oporto, analista de datos, manifestó que hay una tendencia al alza de los fallecidos por COVID-19 oficial en Guayaquil, que son los que han tenido un diagnóstico y una prueba PCR. En los últimos días de enero pasó de 14 a 16.

Agregó que el promedio al día de entierros es 37 y se ven 84, 85, por lo que estimó en 38 el promedio de exceso de personas de unos 60 años que podría estar asociado a la pandemia.

Las funerarias también han vuelto a su tarea de levantar cuerpos fuera de los hospitales, ya sea de domicilios o en la vía pública.

De acuerdo con el Municipio de Quito, que destinó una de sus dependencias para el proceso, en conjunto con otras entidades estatales, en lo que va de enero hay nueve casos de levantamiento de cadáveres extrahospitalarios. El último se produjo el miércoles en el centro histórico de la capital de la República.

El cabildo quiteño informó que era una persona de sexo masculino de 52 años de edad.

Luego de una inspección previa se determinó que no tenía ningún tipo de marca o de muerte violenta como arma blanca o de proyectil, por lo que se presume que la causa de su fallecimiento fue por COVID-19.

Las funerarias precisamente ya han realizado, en lo que va del primer mes del nuevo año, cuatro levantamiento de cadáveres: dos en el sector de Conocoto y dos en el centro histórico de la capital.

El protocolo de seguridad que se aplica en esos casos se inicia con la notificación por parte del Municipio de Quito, las funerarias preparan su asistencia, van en sus vehículos, retiran el cuerpo, son directamente cremados, las cenizas son entregadas a los familiares en una urna de madera sin costo.

Barona considera que si la ciudadanía sigue acudiendo a la vacunación no habrá un incremento de fallecidos.

Tomado de: http://eluniverso.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here