Cúpula de las Fuerzas Armadas desconoce de revocatoria de visas a altos oficiales

0
94

La cúpula de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) desconoce la presunta revocatoria de visas estadounidenses no-inmigrante a 18 oficiales de alto rango, la mayoría de ellos miembros de la Marina. Mediante una rueda de prensa, el jefe del Comando Conjunto, Nelson Proaño, se refirió a la medida que emprende el Gobierno de Estados Unidos como parte de la lucha anticorrupción en Ecuador.»

Respecto a la presunta revocatoria de visas a 18 miembros de las Fuerzas Armadas, en su mayoría pertenecientes a la Fuerza Naval, esta institución no ha recibido oficialmente información acerca de las personas a las que se les ha revocado la visa», manifestó Proaño.

PUBLICIDAD…TIENDA DE MARISCOS EL FAROL

Enfatizó, además, que las Fuerzas Armadas «respetan la decisión soberana de los Estados, de derechos democráticos, respecto del otorgamiento o revocatoria de visado». «Por ello, ratificamos nuestro compromiso de realizar los procesos disciplinarios, para esclarecer acciones u omisiones contrarias a las normas, en las que se hallan inmiscuido miembros activos de las Fuerzas Armadas», agregó Proaño.

En una entrevista exclusiva publicada en Vistazo, el embajador de Estados Unidos, Michael J. Fitzpatrick, manifestó que su país «seguirá colaborando con Ecuador para aumentar la transparencia y el Estado de Derecho, combatir la corrupción, luchar contra el narcotráfico y aumentar la seguridad ciudadana». Entrevista

con el Embajador Michael J. Fitzpatrick: “Estados Unidos ve con preocupación la violencia en Ecuador” Al ser consultado sobre la revocatoria de visados de oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas, el Embajador apuntó que «Estados Unidos no dudará en utilizar todas las herramientas disponibles a nuestra discreción para promover la rendición de cuentas de los individuos corruptos en Ecuador y en la región. Sin comentar sobre casos específicos, seguiremos tomando medidas enérgicas contra la financiación ilícita, congelando e incautando activos robados, denegando o revocando visados, utilizando sanciones específicas contra la corrupción y acciones de aplicación penal y civil».

Según Fitzpatrick, a través de estas actividades defienden la ley norteamericana y garantizan una «gobernanza democrática más responsable para los ciudadanos de nuestros dos países».

Dado que los registros de visados son reservados según la legislación estadounidense, el embajador no quiso comentar acerca de casos individuales. Pero insistió en algo fundamental: «tener un visado es un privilegio, no un derecho».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here