Estimulación cerebral profunda, un avance significativo para combatir el Párkinson

0
44

La estimulación cerebral profunda comprende el implante de electrodos dentro de ciertas áreas del cerebro. Estos electrodos producen impulsos eléctricos que regulan los impulsos anormales. También los impulsos eléctricos pueden afectar ciertas células y sustancias químicas dentro del cerebro.

La cantidad de estimulación en la estimulación cerebral profunda se controla mediante un dispositivo similar a un marcapasos que se coloca debajo de la piel en la parte superior del tórax. Un cable que pasa debajo de la piel conecta este dispositivo a los electrodos en el cerebro.

PUBLICIDAD…TIENDA DE MARISCOS EL FAROL

La estimulación cerebral profunda generalmente se utiliza para tratar varias afecciones, como las siguientes:

  • Enfermedad de Parkinson
  • Temblor esencial
  • Distonía
  • Epilepsia
  • Trastorno obsesivo compulsivo

La estimulación cerebral profunda también es objeto de estudio como posible tratamiento para lo siguiente:

  • Síndrome de Tourette
  • Enfermedad y corea de Huntington
  • Dolor crónico
  • Cefalea en racimos

Por qué se realiza

La estimulación cerebral profunda es un tratamiento conocido para personas con trastornos del movimiento, como temblor esencial, enfermedad de Parkinson, distonía y, afecciones psiquiátricas, como el trastorno obsesivo compulsivo. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos también aprobó su uso para reducir convulsiones en casos de epilepsia difícil de tratar.

Este tratamiento se reserva para personas cuyos síntomas no se pueden controlar con medicamentos.

Riesgos

Si bien la estimulación cerebral profunda en general se considera de bajo riesgo, cualquier tipo de cirugía presenta riesgo de complicaciones. Asimismo, la estimulación cerebral en sí misma puede provocar efectos secundarios.

Riesgos de la cirugía

La estimulación cerebral profunda implica la creación de pequeños orificios en el cráneo para implantar los electrodos en el tejido cerebral, además de la realización de una cirugía para implantar el dispositivo que contiene las baterías debajo de la piel del pecho. Las complicaciones de la cirugía pueden incluir lo siguiente:

  • Colocación incorrecta de las derivaciones
  • Sangrado en el cerebro
  • Accidente cerebrovascular
  • Infección
  • Problemas respiratorios
  • Náuseas
  • Problemas cardíacos
  • Convulsiones

Posibles efectos secundarios después de la cirugía

Los efectos secundarios asociados con la estimulación cerebral profunda pueden incluir:

  • Convulsiones
  • Infección
  • Dolor de cabeza
  • Desorientación
  • Dificultad para concentrarse
  • Accidente cerebrovascular
  • Complicaciones con equipos, como un cable conductor desgastado
  • Dolor temporal e hinchazón en el lugar del implante

Unas semanas después de la cirugía, el dispositivo se encenderá, y comenzará el proceso de encontrar las mejores configuraciones para ti. Algunas podrán causar efectos secundarios; sin embargo, estos suelen mejorar con ajustes adicionales al dispositivo.

Debido a que ha habido informes poco frecuentes de que la terapia de estimulación cerebral profunda afecta los movimientos necesarios para nadar, la Administración de Alimentos y Medicamentos recomienda consultar con su médico y tomar precauciones de seguridad en el agua antes de nadar.

Posibles efectos secundarios de la estimulación

  • Sensación de entumecimiento u hormigueo
  • Rigidez muscular en el rostro o el brazo
  • Problemas en el habla
  • Problemas de equilibrio
  • Aturdimiento
  • Problemas de vista, como visión doble
  • Cambios de humor indeseados, como enojo y depresión

Cómo prepararte

En primer lugar, sopesa las ventajas y desventajas.

La estimulación cerebral profunda es un procedimiento serio y potencialmente peligroso. Incluso si cumples con los requisitos para someterte a la estimulación cerebral profunda, tú y tus médicos deben evaluar cuidadosamente los potenciales riesgos y beneficios del procedimiento.

A continuación, prepárate para la cirugía

Antes de la cirugía, es probable que sea necesario hacerte pruebas médicas para verificar que la estimulación cerebral profunda es una opción segura y adecuada para ti. También es posible que necesites estudios por imágenes del cerebro, como una resonancia magnética, antes de la cirugía. Estos estudios ayudan a mapear las áreas del cerebro en las que se implantarán electrodos.

Lo que puedes esperar

Durante la cirugía

Colocación de electrodos y ubicación del dispositivo en la estimulación cerebral profunda

Estimulación cerebral profunda

En términos generales, la cirugía para estimulación cerebral profunda funciona del siguiente modo:

  • Cirugía de cerebro. Para la parte de la cirugía de cerebro, tu equipo de atención médica te coloca una estructura especial en la cabeza para mantenerla quieta durante el procedimiento (estructura de cabeza estereotáctica). Luego, los miembros del equipo utilizan neuroimágenes (resonancia magnética o tomografía computarizada cerebral) para hacer un mapeo e identificar el área del cerebro donde colocarán los electrodos.
  • En la mayoría de los casos, los electrodos se colocan mientras estás despierto y alerta. Esto es para asegurarse de que los efectos de la estimulación se puedan probar completamente. Si estás despierto para la cirugía, te aplicarán un anestésico local para entumecer el cuero cabelludo antes del procedimiento, pero no necesitarás anestesia en el cerebro en sí porque este no tiene receptores del dolor. En algunos casos, la cirugía puede hacerse bajo anestesia general, de manera que estarás inconsciente.
  • El cirujano te implanta un cable delgado con varios contactos (electrodos) en las puntas en un área específica del cerebro, o bien, se te implanta un cable en cada lado del cerebro (dos cables en total). Un cable pasa por debajo de la piel y se conecta a un generador de impulsos (neuroestimulador) que tendrás implantado cerca de la clavícula. Durante la cirugía, el neurólogo y el cirujano controlan cuidadosamente el cerebro para cerciorarse de la colocación correcta del electrodo.
  • Cirugía de la pared torácica. Durante la segunda parte de la cirugía, el cirujano te implanta la parte del dispositivo que contiene las baterías (generador de impulsos) debajo de la piel en el pecho, cerca de la clavícula. Durante este procedimiento, se utiliza anestesia general. Los cables de los electrodos del cerebro se colocan debajo de la piel y se los guía hacia abajo hasta el generador de impulsos que funciona a batería.
  • El generador se programa para enviar impulsos eléctricos continuos hacia el cerebro. Tú controlas el generador y puedes encenderlo o apagarlo mediante un control remoto especial.

Después del procedimiento

Unas semanas después de la cirugía, se activa el generador de pulso de tu pecho en el consultorio del médico. El médico puede programar fácilmente tu generador de pulso desde el exterior del cuerpo, mediante un control remoto especial. La cantidad de estimulación se personaliza según la enfermedad, y puede llevar hasta seis meses encontrar la configuración óptima.

La estimulación puede ser constante, las 24 horas del día, o bien, el médico puede recomendarte que apagues tu generador de pulso por la noche y lo vuelvas a encender por la mañana, dependiendo de tu enfermedad. Puedes encender y apagar la estimulación con un control remoto especial que te llevarás a tu casa. En algunos casos, el médico puede programar el generador de pulso para permitirte realizar modificaciones en tu casa.

La vida útil de la batería del generador varía según el uso y la configuración. Cuando sea necesario cambiar la batería, el cirujano reemplazará el generador durante un procedimiento ambulatorio.

Resultados

La estimulación cerebral profunda no curará tu enfermedad, pero puede ayudar a aliviar los síntomas. Si la estimulación cerebral profunda funciona, los síntomas mejorarán significativamente, pero normalmente no se irán por completo. En algunos casos, los medicamentos seguirán siendo necesarios para ciertos trastornos.

La estimulación cerebral profunda no es exitosa para todos. Existe una cantidad de variables que están implicadas en el éxito de la estimulación cerebral profunda. Es importante hablar con tu médico antes de la cirugía sobre qué tipo de mejora puedes esperar para tu enfermedad.

Fuente: https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/deep-brain-stimulation/about/pac-20384562

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here