Paramédica acude al auxilio de accidentados, sin saber que uno de los heridos era su propia hija

0
141

Jayme Erickson, una paramédica que trabaja en Winfield (Canadá), acudió a tratar a los heridos de un accidente de tráfico el pasado 15 de noviembre. Por desgracia, cuando llegó se dio cuenta de que las lesiones de una de las heridas eran probablemente mortales, por lo que le proporcionó la atención médica de urgencia y esperó con ella hasta que la sacaran del coche en el que quedó atrapada y la trasladaran en una ambulancia aérea a un hospital

Horas después, tras llegar a su casa Jayme Erickson al acabar el turno completo, la Policía se personó en el domicilio y le dio la mala noticia de que su hija era la herida mortal de ese accidente. Fue entonces cuando supo que la persona irreconocible a la que no había podido salvar la vida, y a la que ayudó «para que la familia pudiera despedirse de ella», en realidad era Montana Erickson.

La adolescente de 17 años iba de copiloto en un coche cuando su amiga, que lo conducía, perdió el control del vehículo, momento en el que un camión las arrolló en sentido contrario, en una autopista de Alberta, provincia al oeste de Canadá.

La «peor pesadilla» de Jayme Erickson

«Mi peor pesadilla como paramédico se ha hecho realidad»

Jayme Erickson

En una publicación de Facebook, Jayme Erickson compartía su inmenso dolor por la muerte de su hija, a la que se sumaba que hubiera sido ella quién la había atendido sin éxito: «Mi peor pesadilla como paramédico se ha hecho realidad. El paciente gravemente herido que acababa de atender era de mi propia sangre. Mi única hija. Mi hija Montana».

«Aunque estoy agradecida por los 17 años que pasé con ella, estoy destrozada y me pregunto: ¿En qué te habrías convertido, mi niña? ¿Quién habrías sido? Nunca te veré graduarte y caminar por el escenario, nunca te veré casarte, nunca sabré quién habrías sido. Te quiero más que a nada en este mundo», continuaba en la publicación en la red social.

Comparecencia ante los medios

Ya este martes, Jayme Erickson hizo su primera aparición pública frente a los periodistas en un parque de bomberos de Airdrie, Alberta, visiblemente afectada, como se puede ver en el vídeo de la parte superior. «Era una luchadora, peleó hasta el día de su muerte y era hermosa. Si se esforzaba en algo, siempre lo conseguía», señalaba rodeada por su familiares, amigos y compañeros 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here