Ex estudiantes republicanos realizaron reencuentro de confraternidad, cuatro décadas de historia

0
383

En marco de mucha camaradería y confraternidad, se realizó el cuarto encuentro entre ex estudiantes del Colegio Republica del Ecuador de la ciudad de Quevedo.

Algunos de los asistentes no se habían visto desde que eran compañeros de aulas allá por el año 1978 y 1979, año en que empezaron a frecuentar las instalaciones del ya desaparecido plantel educativo.

Este fue el caso de Anabelle Rosado, quien manifestó su enorme alegría al observar los compañeros que no veía dese hace 4 décadas y que honestamente manifestó que ni se acordaba de ellos.

Con el entusiasmo de Mirian Barco, una ex republicana que radica en España, y que es el motor de que los ex compañeros se mantengan en contacto y así puedan saber de cada uno de ellos.

Algunos ya tienen canas y otros las disimulan con algún tinte que se colocan en sus cabelleras, además de contar historias y anécdotas de cuando eran estudiantes, algunos de los cuales dejaron escapar una sonrisa pícara al recordar aquellos momentos inolvidables de la época de estudiante.

En un espacio de casi 3 horas fue muy poco para poder recordar todas las vivencias de estudiantes y también de como se ha desarrollado la vida de cada uno de ellos desde que salieron de las aulas.

El más popular y recordado fue DOMO, quien era abrazado y requerido por los asistentes para recodarles una que otra anécdota.

Además, se eligió a la Srta. Republicana, dignidad que recayó en Anabelle Rosado, una guapa ex alumna.

Cesar Acebo fue el encargado de realizar el brindis por tan emotiva reunión y entre otras cosas manifestó» Compañeros, mas que eso somos hermanos y nosotros lo somos, cito las palabras del gran poeta español Joan Manuel Serrat, No hay camino, se hace camino al andar.

Asistieron a este recuentro 25 ex alumnos, algunos estuvieron ausentes porque viven fuera del país y les es imposible coincidir en estas fechas para estar en el Ecuador, y otros porque no pudieron estar presentes por motivos de obligaciones laborales.

Luego de la respectiva cena que estuvo muy bien proporcionada y de las respectivas fotos del recuerdo, uno a uno se fueron despidiendo con la promesa de volverse a reunir en otra ocasión y así poder disfrutar y recordar momentos inolvidables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here